Pica y se extiende: El Profesor Briceño habla sobre la Organización Miss Venezuela

El mejor conocido El Profesor Briceño, ex instructor de oratoria de las candidatas del Miss Venezuela habló que “Había personas que se aprovechaban de la necesidad económica de las muchachas”.

Dejó claro que los representantes de la chicas en muchas ocasiones no hacían contrato escrito con la concursante, por lo que al finalizar el contrato verbal, las participantes acumulaban una deuda millonaria.

“Caí en desgracia con algunos mánager porque para mí era importante advertirle a las muchachas que hicieran contratos escritos con ellos, puesto a que los contratos eran generalmente hablados y esto generaba que después de un año la niña se enteraba que tenía una deuda millonaria con su mánager, que no sabía cómo se había acumulado”, relató Briceño.

Además,manifestó que los representantes creaban una relación de dependencia por parte de la candidata hacia ellos, por lo que en ocasiones tenían que aceptar invitaciones a lugares determinados que carecían de interés para ellas.

“Yo llegué a ver que si había personas que se aprovechaban de la necesidad económica para decirles: ‘aquí hay alguien que te quiere ayudar o hay este trabajo que puedes hacer’, y poco a poco empezaba a tejerse una red de obligaciones que terminaba forzando a la muchacha a cosas que no le interesaban”,apuntó El Profesor.

Aclaró que durante su permanencia en la Organización Miss Venezuela no hubo personas vinculadas al Gobierno que le ofrecieran participar en actividades ilícitas y tampoco se aprovechó de su rol como profesor para involucrar a las candidatas en actividades no muy legales.

Adicional dijo que su retiro de la cúpula de la belleza más importante de Venezuela se debió al el cierre de un ciclo, en sus palabras “quería ampliar su carrera.

Con información de Revistaronda.net

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.